Mi hija está insoportable II


Mami, ¿estoy sexy?

En Girls on the Edge, Sax argumenta que las chicas de hoy están sometidas a cuatro factores de riesgo. Lógicamente, estos cuatro factores no afectan por igual a todas. Depende mucho del carácter de cada una, de la educación recibida y del ambiente en que se mueven.

El primer factor de riesgo es la confusión entorno a la identidad sexual. Las chicas “quieren ponerse sexy cada vez más temprano”. Y eso no es una buena noticia, dice Sax. Mientras que la forma de vestir de los chicos no ha cambiado mucho en las últimas décadas, respecto a las chicas ha sido de 9 a 11 años ha sido brutal: tops con tirantes, pantalones ajustados, minifaldas,…

Este empeño por vestirse como si tuvieran una agenda sexual es perjudicial para su identidad. Si las chicas pretenden tener atractivo sexual antes de que realmente lo tengan se encontrarán con serias dificultades para conectar con sus propios sentimientos.

A Sax no le interesa la decencia porque sí. A su entender, se trata de un problema antropológico de más calado. “A las chicas de hoy se les bombardea con la idea de que tienen que mostrar su cuerpo para autorrealizarse, o incluso para mostrar el poder de las chicas“. Como padres, tenemos la obligación de quitarles esa idea de la cabeza. Los chicos no necesitan quitarse la ropa para mostrar su poder. “Las chicas tampoco“.  La sexualidad, afirma Sax, es una esfera muy saludable del ser humano y del paso a la edad adulta. Pero la sexualización supone convertirse en un objeto de deseo para los demás; es estar expuesto a los otros. La sexualidad tiene que ver con quien eres, la sexualización con lo que aparentas.

Según Sax, esta banalización de la sexualidad ha contribuido de manera notable a que las chicas se sientas confusas respecto a su identidad sexual. En un sondeo de más de 20.000 adolescentes el 14,4% de las chicas se declara lesbiana o bisexual mientras que el 5,6 de los chicos se declara gay o bisexual.

Acerca de Manuel Ordóñez Sánchez
Soy profesor universitario en Sevilla y una de mis grandes preocupaciones es que decir y como actuar con mi hijo en vista la enorme cantidad de estímulos negativos que ofrece hoy nuestra sociedad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: